Compartir: 

El déficit exterior de Estados Unidos se situó alrededor del 6,5% del PIB en 2006, el mayor déficit en más de cincuenta años. Aunque una minoría de analistas ha sugerido que esta situación podría mantenerse indefinidamente, lo cierto es que la mayor parte de los  especialistas sostiene que el actual déficit no es sostenible y deberá ajustarse. Este  estudio aclara algunos conceptos básicos en torno a este debate y presenta un análisis que corrobora la opinión de dicha mayoría. En contraposición a algunos escenarios   catastrofistas, este estudio argumenta que un ajuste que sitúe el déficit comercial alrededor del 2,5% del PIB es suficiente para garantizar la sostenibilidad. Si el ajuste se produce de manera gradual (en 5-7 años) implicaría una depreciación del dólar en promedio de algo menos del 10% desde el nivel actual. La depreciación debería ser mayor frente a las monedas asiáticas que frente al euro. Este es el escenario que parecen anticipar los mercados financieros.

Compartir: