Compartir: 
También disponible:
Documentos de EconomíaJordi Gual
Este artículo examina las características del sistema financiero que tienden a acentuar las fluctuaciones cíclicas de la economía y, en ocasiones, llegan a provocar burbujas de activos y crisis financieras, como la que se inició con las hipotecas subprime norteamericanas en 2007.
En primer lugar, se discuten algunos rasgos del negocio bancario que lo hacen inherentemente cíclico. En particular, la competencia por cuota de mercado en momentos de expansión y las dificultades para evaluar los riesgos a lo largo del ciclo.
El grueso del análisis, sin embargo, se centra en los factores procíclicos que se derivan del funcionamiento imperfecto de los mercados financieros. Los serios problemas de asimetría en la información a la disposición de los diversos actores del sector –gestores, prestatarios, acreedores y propietarios–, provocan una tendencia al apalancamiento excesivo en épocas de bonanza y a políticas demasiado restrictivas en momentos adversos del ciclo. El artículo examina, además, cómo estos problemas de información unidos a efectos externos negativos entre entidades, pueden conducir a situaciones extremas, de graves desequilibrios en los mercados (burbujas y crisis). Asimismo, se discute en qué medida algunas de las regulaciones actuales contribuyen a agravar en lugar de mitigar el carácter procíclico del sector.
En la conclusión se sugieren los principios que podría tener en cuenta un marco regulador que contribuyera a reducir la naturaleza procíclica del sistema financiero.
Compartir: