Compartir: 
Documentos de EconomíaMarta Noguer

El desplome de la actividad económica durante la Gran Recesión vino acompañado de un súbito y drástico hundimiento del comercio internacional alrededor del globo. Entre julio de 2008 y febrero de 2009, el valor nominal de las exportaciones mundiales cayó un 36%. A pesar del carácter pro cíclico del comercio, dicho colapso desprende rasgos de excepcionalidad y nuestro análisis así lo confirma. El desplome comercial durante la crisis se debió, fundamentalmente, a un retroceso sincronizado y generalizado de la demanda que habría afectado en mayor medida a sectores que pesan más en el comercio que en el producto interior bruto. Por otra parte, aunque la influencia de la escasez del crédito habría sido menor, no podemos descartar un cierto impacto. En cuanto a perspectivas futuras, prevemos una moderación del ritmo de recuperación actual del comercio y un cambio de tendencia respecto al ciclo anterior a la crisis.

Compartir: