Compartir: 
Documentos de EconomíaPere Miret

Desde la entrada de España en la zona del euro en 1999, el diferencial de inflación con la eurozona se había mostrado persistentemente desfavorable para la economía española, con una media anual de un punto porcentual hasta 2008. Este hecho suponía un problema, ya que producía una erosión de la competitividad. Sin embargo, desde finales de 2008 hasta finales de 2009 el diferencial de inflación con la eurozona según el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) fue negativo, lo que marcó un cambio del patrón de comportamiento. En 2010 el diferencial de inflación ha vuelto a ser positivo, pero en niveles más moderados. El objetivo del documento es averiguar los principales factores que han causado que este diferencial haya sido negativo durante trece meses y, a partir de aquí, sugerir probables escenarios para el futuro. Se realizan una serie de consideraciones sobre si esta mejora resulta sostenible.

Compartir: