Compartir: 
Documentos de trabajoMaria Pilar Buil Vilalta, Matthias Bulach
  • ¿Dispone el sistema bancario español de suficiente capital para hacer frente a escenarios de dificultades agudas, de estrés? Si no es así, ¿cuánto capital adicional necesitaría?

  • Además de las estimaciones oficiales (Banco de España, EBA), muchos agentes han realizado sus propios ejercicios de estrés. En tanto que son simulaciones y cada una tiene su propio conjunto de supuestos, la dispersión de las estimaciones de necesidades de recapitalización es muy elevada.

  • Los factores que provocan las mayores discrepancias son los siguientes:

    • En primer lugar, la ratio de capital exigido, el benchmark. No existe consenso sobre el benchmark adecuado y mientras que los reguladores utilizan la ratio de capital mínima en términos legales, los analistas usan ratios hasta 5 puntos porcentuales superiores.

      Una diferencia de un punto porcentual en el benchmark se traduce en una variación de la necesidad de recapitalización nacional en unos 16.000 MM€

    • Y, en segundo lugar, la pérdida esperada. Las agencias de rating y los bancos de inversión estiman pérdidas superiores a la de los reguladores porque tienen una perspectiva futura más negativa del mercado inmobiliario.

      Algunos analistas suponen, en su parametrización, caídas implícitas de los precios inmobiliarios de hasta el 80%. Estas caídas son significativamente mayores que las observadas a nivel internacional en las últimas crisis inmobiliarias.

  • Resulta importante señalar que en ningún ejercicio de estrés se permite que el sistema bancario reduzca su nivel de endeudamiento (desapalancamiento) a través de la baja de balance de los activos deteriorados.

  • Es fundamental analizar las hipótesis utilizadas para poder valorar los resultados obtenidos en cada ejercicio de simulación. Asimismo es importante recordar que los escenarios adversos contemplados son situaciones plausibles pero altamente improbables. En algún caso, la probabilidad de ocurrencia es inferior al 0,5% (EBA 2011 para España).

Compartir: