Compartir: 
También disponible:
Documentos de trabajoPere Miret
  • A pesar de que en 2011 los precios del petróleo no llegaron al récord de 147 dólares por barril de julio de 2008, las cotizaciones se situaron en niveles elevados. De esta manera, la subida se puede considerar un nuevo choque petrolero, que contribuyó a la recesión reciente de la economía española, cuando hacía relativamente poco tiempo que había salido de la gran recesión de 2008-2009.

  • Un alza del precio del crudo de 10 dólares puede suponer una pérdida ligera de producto interior bruto (PIB). Además, el impacto diferencial de los precios del petróleo tiene un efecto sobre la competitividad en precios de la economía española, en la medida en que el diferencial de inflación tiende a ampliarse.

  • Aunque desde la primera crisis del petróleo en 1973 la dependencia del crudo de la economía española hasta 2010 bajó el 37%, continúa siendo relativamente alta, del 46%, con lo cual está más expuesta a las subidas del precio del oro negro. La intensidad energética primaria, magnitud definida como la cantidad de energía necesaria para la generación de una unidad de PIB, en el mismo período disminuyó el 1,7%, mucho menos que en los países más desarrollados.

  • La intensidad energética es un indicador aproximado de la eficiencia energética, pero puede estar distorsionado por el efecto de cambios estructurales. No obstante, la lectura de indicadores que intentan medir directamente la eficiencia energética no proporciona resultados mucho más favorables para las ganancias de eficiencia de la economía española. De hecho, hay un amplio potencial de mejora de la eficiencia en la economía española.

  • Reducir la factura energética exterior, que en 2011 supuso casi el 4% del PIB, es un reto importante para la economía española. La mejor manera de reducir el consumo de energía sin disminuir el nivel de la actividad económica es la eficiencia energética.

  • Los diferentes planes de ahorro y de mejora de la eficiencia energética gubernamentales realizados en los últimos años en el marco de las directivas comunitarias han contribuido a corregir una evolución desfavorable y han tenido un impacto positivo.

Compartir: