Compartir: 
  • Aunque la relevancia económica de China es innegable, el renminbi (RMB) aún dista de ocupar un lugar destacado en las finanzas internacionales. Las restricciones a las entradas de capital, el insuficiente grado de desarrollo del sistema financiero chino y la rigidez del tipo de cambio limitan su viabilidad como moneda de reserva a corto plazo.

  • Con todo, el ejecutivo chino ha ido intensificando sus esfuerzos para promover la internacionalización de su divisa mediante distintos mecanismos de apoyo que pueden categorizarse en tres grandes grupos: actuaciones para impulsar el uso del RMB en las transacciones comerciales, entre las que se incluye el desarrollo del mercado offshore en Hong Kong y el reciente estreno de una "zona de libre comercio" en Shanghái; programas para favorecer los flujos de capitales dentro y fuera de la China continental; y acciones a favor de una mayor flexibilización cambiaria.

  • A pesar de los esfuerzos desempeñados por las autoridades chinas y de las condiciones favorables que manifiesta el país para la internacionalización del RMB, es altamente improbable que dicho proceso ocurra dentro de esta década.

Compartir: