Compartir: 
EE. UU. mantiene un pulso económico moderado pero resistente a los contratiemposEE. UU. mantiene un pulso económico moderado pero resistente a los contratiempos

El PIB de EE. UU. creció un 2,8% en 3T. Esta cifra se situó algo por encima de las previsiones de consenso, pero el desglose muestra que la principal causa fue la elevada contribución de la variación de existencias (0,8 puntos del total de 2,8) y del consumo público. Sin embargo, el consumo privado y la inversión decepcionaron al aportar tan solo 1,2 puntos al avance. En clave más positiva, la construcción confirmó su recuperación y el sector exterior pasó a contribuir positivamente al crecimiento. Mantenemos la previsión de que EE. UU. crecerá en torno al 1,6% en 2013 y el 2,8% en 2014.

Sorpresa en el dato de empleo de octubre. Durante el mes en que tuvo lugar el shutdown de la administración federal, la economía creó 204.000 puestos de trabajo, superando ampliamente las previsiones. La tasa de paro, que se calcula a partir de una encuesta distinta a la que mide la creación de empleo, aumentó hasta el 7,3% desde el 7,2%. Otros indicadores también han mostrado que el impacto del conflicto fiscal fue relativamente pequeño, aunque habrá que esperar a los datos de noviembre y diciembre para apreciar la dinámica de fondo. En cualquier caso, el debate sobre la estrategia que debe adoptar la Reserva Federal (Fed) parece que volverá a un primer plano.

Compartir: