Compartir: 
La recuperación de la eurozona se apoya en la demanda interna

El crecimiento de la eurozona gana fuerza. Según la CE, el PIB crecerá un 1,1% anual en 2014 (-0,4% en 2013) gracias al impulso de la demanda interna que contrarrestará la menor contribución exterior. Las diferencias entre el núcleo y la periferia se reducen en 2014 y podrían desaparecer en 2015. Concretamente, el año que viene, Irlanda crecerá un 1,7% anual (como Alemania) mientras que España, Grecia y Portugal saldrán de la recesión con incrementos cercanos al 1%.

La demanda interna se suma al proceso de recuperación. El buen comportamiento de las ventas minoristas en 3T indican que el consumo va ganando protagonismo en el crecimiento de la eurozona.

Compartir: