Compartir: 
Sorpresas positivas en los datos económicos de EE. UU. en la recta final de año, que permiten esperar buenos registros para 2014.Sorpresas positivas en los datos económicos de EE. UU. en la recta final de año, que permiten esperar buenos registros para 2014.

El mercado laboral de EE. UU. avanza en la senda de la recuperación. Las cifras de noviembre fueron claramente mejores de lo esperado. Se crearon 203.000 nuevos puestos de trabajo y la tasa de paro descendió desde el 7,3% hasta el 7,0%, el nivel más bajo en cinco años. Una vez se han dejado atrás los efectos distorsionadores que provocó el cierre de la administración federal en octubre, el panorama que presenta el mercado de trabajo es moderadamente positivo. La aceleración en la creación de empleo del sector manufacturero es un signo alentador. Entre los aspectos preocupantes destaca la persistencia del número de desempleados de larga duración.

El conjunto de la actividad económica cierra el año con buen tono en EE. UU. El gasto de consumo privado de octubre (que subió un 0,3% respecto a septiembre), la buena evolución del sentimiento empresarial (el ISM de manufacturas sorprendió al alza, aunque el de servicios perdiera parte del repunte de octubre), la recuperación del precio de la vivienda y el menor déficit comercial son otros indicadores recientes que se suman al escenario de mejora. La propia Reserva Federal identificó esta circunstancia en su estudio de campo regular de la economía (Beige Book), calificando que el ritmo de actividad económica está pasando de modesto a moderado.

Compartir: