Compartir: 
Los mercados se estabilizan tras la fuerte sacudida de la semana anterior, pero el tono sigue siendo débilLos mercados se estabilizan tras la fuerte sacudida de la semana anterior, pero el tono sigue siendo débil

La Reserva Federal decide proseguir la reducción de estímulos en la última reunión con Bernanke como Presidente. Tal y como estaba previsto, la Fed decidió recortar en 10.000 millones de dólares el importe de las compras mensuales de deuda, que ahora queda en 65.000 millones. La mejora sostenida del mercado laboral y del conjunto de indicadores económicos explican esta decisión, que ha sido tomada por unanimidad. Paralelamente, la Fed reiteró el compromiso de mantener los tipos oficiales "en niveles excepcionalmente reducidos" durante largo tiempo, aun cuando la tasa de paro siga bajando. Tras estos anuncios, las yields de los treasuries descendieron, y el bono a 10 años se situó por debajo del 2,7%. Por su parte, la bolsa de Nueva York y las de otras grandes plazas internacionales registraron retrocesos moderados, influidas por la inestabilidad del entorno financiero del bloque emergente.

Los países emergentes intentan contener las tensiones sobre sus mercados. Numerosas divisas emergentes están sufriendo presiones depreciatorias severas tras el estallido del caso argentino. La lira turca, el rublo ruso, el rand sudafricano o el zloty polaco han registrado los castigos más severos. Durante los últimos días, las actuaciones de diversos bancos centrales han contribuido a contener el castigo. Concretamente, los de la India, Turquía y Sudáfrica han elevado los tipos oficiales para frenar la salida de capitales.

El petróleo sigue por debajo de los 110$, mientras que los metales y los alimentos sufren caídas generalizadas.

Compartir: