Compartir: 
Los indicadores de actividad de la eurozona mantienen un buen tono a pesar de la debilidad de la economía francesa

La eurozona consolida su recuperación en el 1T 2014. El ligero descenso del PMI en febrero (del 52,9 al 52,7) no desdibuja la tendencia positiva de los últimos meses, en línea con un nuevo avance del PIB en el 1T 2014. Sin embargo, las diferencias entre los principales países de la eurozona son notables: el aumento del PMI en Alemania (56,1) confirma la solidez de la economía germánica, mientras que el descenso en Francia (48,9) mantiene las dudas sobre su capacidad de crecimiento.

Freno temporal de la confianza del consumidor en febrero (-1,0 puntos), que corrige, en parte, el intenso aumento registrado un mes atrás (+1,8 puntos). A pesar de esta disminución, el promedio de enero y febrero se sitúa por encima del dato del 4T 2013, y sugiere nuevos avances del consumo a comienzos de 2014.

Compartir: