Compartir: 
Los mercados internacionales mantienen el clima de estabilidadLos mercados internacionales mantienen el clima de estabilidad

La Reserva Federal da un nuevo paso hacia la reducción de estímulos monetarios: el importe de las compras mensuales de bonos se recorta en 10.000 millones de dólares, hasta los 45.000 millones. La tendencia de mejora en la actividad económica y el mercado laboral, más allá de las oscilaciones transitorias, justificaron esta decisión, adoptada por unanimidad. Paralelamente, la Fed reafirmó su compromiso de mantener los tipos oficiales en niveles reducidos "durante un tiempo considerable" después de la finalización del actual programa de compra de bonos. Estos anuncios no depararon sorpresas a los inversores y la reacción de los mercados fue calmada.

En Europa, el foco de atención vuelve a pivotar sobre el BCE. La expectación respecto a si adoptará o no medidas adicionales de estímulo en la reunión del día 8 es elevada. Los datos recientes no han decantado el debate, aunque podría parecer que lo hacen en sentido afirmativo: el registro de inflación de la eurozona en abril se situó algo por debajo de lo esperado; el euro se mantiene fuerte consolidando niveles por encima de los 1,38$; y los tipos interbancarios siguen tensionados dado que los bancos continúan devolviendo préstamos al BCE (precisamente, la semana pasada se conocieron detalles sobre los tests de estrés y no hubo supresas). No obstante, el consenso de analistas cree que el BCE optará por esperar y disponer de más información antes de pasar a la acción, en caso de que fuera necesario.

Compartir: