Compartir: 
Las decisiones de los bancos centrales dominan, para bien, el sentimiento de los inversoresLas decisiones de los bancos centrales dominan, para bien, el sentimiento de los inversores

El BCE se ajusta al guión y alarga la expectativa hasta junio. La institución mantuvo el tipo de referencia en el 0,25% y no adoptó ninguna medida extraordinaria. Sin embargo, Draghi reiteró la unanimidad en el seno del BCE para adoptar medidas expansivas adicionales, ya en la reunión de junio, si las previsiones de inflación de la entidad evolucionan desfavorablemente. Además, destacó "la seria preocupación que supone la fortaleza del euro". Los mercados recogieron estos mensajes (que se unieron a los de J. Yellen) con agrado, pero dentro de un tono moderado: las bolsas europeas registraron avances, la rentabilidad del bono español a 10 años se situó por debajo del 2,90% y el euro cedió terreno.

La renta variable cobra protagonismo. De una parte, la campaña de resultados del 1T se está caracterizando por la robustez de los beneficios en EE. UU. y la continuidad de la recuperación en Europa. De otra, se observa un auge notable de las operaciones corporativas de fusiones, adquisiciones y reorganizaciones, así como las salidas a bolsa. En España ha habido varios ejemplos de ello durante la última semana.

Compartir: