Compartir: 
La recuperación de la eurozona se afianza, pero  Alemania y Francia andan por caminos distintos

La gradual mejora del ritmo de crecimiento se mantiene en el 2T. En el conjunto de la eurozona la confianza del consumidor volvió a aumentar en mayo y el índice PMI compuesto se mantuvo en niveles confortables (53,9). Sin embargo, se ampliaron las diferencias entre el PMI de Alemania (56,1) y Francia (49,3). Ni Alemania vive una gran expansión ni Francia una fuerte recesión, pero es una diferencia que puede acabar siendo significativa si persiste.

La demanda interna impulsa la economía alemana en el 1T 2014. El avance de la inversión y del consumo de los hogares (0,6% y 7,4% intertrimestral, respectivamente) explican el fuerte crecimiento de la economía germana en el 1T (0,8% intertrimestral). El dinamismo de la demanda interna se tradujo, también, en un importante incremento de las importaciones (2,2% intertrimestral). Esto provocó que la contribución del sector exterior al crecimiento fuera negativa, un aspecto destacable tratándose de Alemania.

Compartir: