Compartir: 
EE. UU. mantiene el dinamismo a pesar del nefasto dato del 1T, y la inflación aumentaEE. UU. mantiene el dinamismo a pesar del nefasto dato del 1T, y la inflación aumenta

El socavón del 1T de la economía estadounidense fue muy profundo. Según la revisión de la estadística oficial, el PIB cayó mucho más de lo que se calculó inicialmente, concretamente un 2,9% intertrimestral anualizado. Se trata de un episodio puntual sin indicios de continuidad. Con todo, el cómputo anual no puede librarse de ese desplome en el arranque del ejercicio y nos obliga a revisar previsiones, a la baja en 2014 y al alza en 2015 por un efecto rebote. Así, nuestro escenario central prevé un crecimiento del 2,2% en 2014 (antes 2,6%), y del 3,1% en 2015 (antes 3,0%).

En EE. UU. los indicadores de actividad recientes siguen recuperando el tono. El índice de confianza del consumidor de junio escaló hasta los 85,2 puntos, desde los 82,2. El sector inmobiliario prosigue la mejora: el índice Case-Shiller de precios aumentó un 10,8% interanual en mayo, mientras las ventas de viviendas usadas y nuevas crecieron más de lo esperado en junio (4,9% y 18,6% intermensual).

Sube el índice de precios del gasto de consumo personal (PCE). Esta variable, que según la Fed mide mejor que el IPC la presión inflacionista, avanzó un 1,8% interanual en junio, por encima del 1,6% de mayo.

En Japón la inflación toca techo. El IPC de mayo se incrementó un 3,7% interanual (3,4% en abril), aupado por los precios de la energía y por el efecto de la subida del IVA en abril. El IPC subyacente, que excluye alimentos y energía, siguió sin variar, con una subida del 2,2%. Posiblemente las tasas se moderen en adelante. Así lo sugiere el descenso intermensual de los precios de Tokio en junio (un indicador adelantado).

Compartir: