Compartir: 
Los responsables monetarios de EE. UU. y la eurozona desean unas condiciones financieras holgadasLos responsables monetarios de EE. UU. y la eurozona desean unas condiciones financieras holgadas

Draghi alimenta las expectativas de expansión monetaria. El Consejo del BCE del pasado jueves mantuvo los tipos de interés sin cambios y no adoptó ninguna medida adicional de tipo no convencional, pero concretó detalles técnicos sobre los préstamos condicionados a largo plazo a los bancos (TLTRO). El importe que podrán captar las entidades se estima en 1 billón de euros, de los cuales 400.000 millones se adjudicarían ya entre septiembre y diciembre de 2014. En conjunto, el tono de las palabras de Draghi fue parecido al de la reunión de junio: el BCE está dispuesto a hacer lo que esté a su alcance para estimular la economía. Por su parte, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, señaló que la gestión de los tipos de interés oficiales tiene que estar orientada a conseguir los objetivos de pleno empleo e inflación, dando a entender que no piensa subirlos anticipadamente para atajar un calentamiento excesivo de los mercados financieros. Indicó que para controlar el riesgo de burbujas o sobreendeudamientos es preferible utilizar la política macroprudencial. Los inversores han acogido con agrado las palabras de ambos mandatarios.

Compartir: