Compartir: 
La mejora de la actividad se afianza en el 3T a pesar de la debilidad de las exportacionesLa mejora de la actividad se afianza en el 3T a pesar de la debilidad de las exportacionesLa mejora de la actividad se afianza en el 3T a pesar de la debilidad de las exportaciones

La economía española inicia el 3T con buen pie. El repunte del consumo eléctrico (7,0% interanual en julio) y de los pedidos industriales (5,2% en junio) sugiere que la actividad sigue avanzando a buen ritmo. Ello debe afianzar la mejora del mercado laboral que, en julio, volvió a registrar un notable aumento del número de afiliados a la Seguridad Social (11.860, corregidos los efectos estacionales).

La inflación de agosto se sitúa en terreno negativo (-0,3% frente al 0,1% de julio), presionada por el precio de los bienes energéticos y alimentarios. La inflación subyacente, que excluye ambos componentes, se mantuvo en el 0,0% por tercer mes consecutivo. En los próximos meses, la debilidad de los precios energéticos puede seguir frenando el avance del IPC.

Nuevos signos de mejora de la actividad bancaria. En junio, el descenso del saldo crediticio se suavizó (del -6,9% al -6,3% interanual) y se aceleró la caída de la tasa de morosidad (13,06% vs. 13,62% en diciembre de 2013). Esperamos que los resultados de las pruebas de resistencia a la banca, que se conocerán en octubre, contribuyan a la estabilización del sector.

Datos mixtos del sector exterior. La débil demanda europea mantuvo la variación de las exportaciones de bienes en terreno negativo (-1,2% interanual). Las importaciones, en cambio, avanzaron un 7,0% impulsadas por la mejora de la demanda interna. La entrada de turistas extranjeros batió un nuevo récord entre enero y julio (36,3 millones frente a los 34,0 de 2013). Sin embargo, esto no será suficiente para evitar el freno de la mejora del saldo exterior.

Compartir: