Compartir: 
La recuperación de la economía europea sigue débil y desigual

Los datos del 3T no muestran una reactivación de la actividad en la eurozona. El índice de sentimiento económico de agosto se redujo hasta niveles de finales de 2013. Este retroceso se ha visto intensificado por el deterioro del indicador alemán, que se suma a las caídas en Italia y Francia. Solo en España no se ha revertido la mejora de los últimos meses. En este contexto, la recuperación del mercado laboral avanza lentamente (la tasa de paro se mantuvo en el 11,5% en julio) y la inflación sigue en cotas bajas (0,3% en agosto frente al 0,4% en julio), aunque el repunte de la inflación subyacente, que no incorpora la caída del precio energético, es un matiz que cabe tener presente.

Compartir: