Compartir: 
El sector del automóvil en España gana velocidadEl sector del automóvil en España gana velocidad

No hay duda de que uno de los principales sectores de la economía española es el del automóvil. Según las cifras de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), aportó el 6,7% del PIB en 2013 (el 10% una vez que se incluyen todas las actividades relacionadas con la automoción, como seguros o distribución). Sumó además el 16% del total de las exportaciones y empleó directa e indirectamente a un 8,1% de la población activa.

El sector de la automoción fue pionero en encauzar la recuperación de la actividad, como demuestra el hecho de que la tasa de variación interanual de afiliados a la Seguridad Social en el grupo de la fabricación de vehículos fuera ya positiva en septiembre de 2013, cinco meses antes con relación al total de la economía. Otros indicadores confirman el buen presente del sector y le auguran un saludable futuro. Así, el avance de la facturación lleva meses consolidándose, primero en la fabricación de ve­hícu­los de motor y después en el número de operaciones de venta y reparación, de forma que en junio se alcanzaron tasas de crecimiento interanual elevadas, del 10,5% y del 12,0%, respectivamente.

En 2013, la producción de vehículos aumentó un 9,3%, rozando los 2,2 millones de unidades. De esta forma, España lideró el crecimiento de la fabricación en Europa: Alemania y el Reino Unido avanzaron con tasas del 1%, y Francia e Italia experimentaron fuertes retrocesos, del 11,6% y del 2%, respectivamente. De mantenerse este ritmo, se fabricarán en España 2,4 millones de vehículos en 2014, una cifra superior a la registrada en 2011 y cercana al promedio del periodo comprendido entre 2004 y 2007, de 2,6 millones.

La automoción ha contribuido, asimismo, al impulso exportador que ha estimulado la recuperación económica española. Desde hace un año, el comportamiento de las exportaciones de automóviles ha superado con creces al del conjunto de actividades, apoyado por una sustancial diversificación de destinos. En 2013 se exportaron un total de 1,9 millones de vehículos, un 8,7% más que el año anterior, y se incrementó el volumen hacia nuevos países como Argelia, EE. UU. y Turquía. Aunque durante los primeros meses de 2014 se frenó el crecimiento de las exportaciones debido a los cambios en las líneas de fabricación para el lanzamiento de nuevos modelos, las exportaciones podrían seguir ganando velocidad una vez superada esta fase de ajuste.

El sector del automóvil está reflejando también la mejora de la confianza de los hogares en la recuperación económica, así como el apoyo de los planes PIVE que se han llevado a cabo durante los últimos años. En 2013 se vendieron en España 0,8 millones de vehículos, un 4% más que el año anterior, y se espera que la tendencia se mantenga como consecuencia del envejecimiento del parque móvil español (la vida media de los vehículos en España fue de 11,3 años en 2013, claramente por encima de los 8,5 de 2007 y de los 8,3 de la UE en 2010).

Otro factor determinante del progreso del sector de la automoción es el aumento de la cuota nacional en el mercado, esto es, el porcentaje de vehículos matriculados en España que han sido producidos en el país. Los incentivos a la compra de vehículos eficientes (el plan PIVE) desde 2012 han favorecido la cuota nacional en el mercado (que pasó del 22,3% en 2011 al 24,3% en 2013), ya que gran parte de las ayudas iban dirigidas a segmentos de autos fabricados en España. En el futuro, es fundamental reforzar la competitividad del producto nacional a fin de que la me­­jora de la cuota no dependa exclusivamente del diseño de los programas de estímulos para la adquisición de automóviles.

Compartir: