Compartir: 
El aumento de la aversión al riesgo marca el ritmo de los mercados financierosEl aumento de la aversión al riesgo marca el ritmo de los mercados financieros

Corrección en los activos de riesgo y repunte de la volatilidad. Al contexto ya prevaleciente durante las últimas semanas de ralentización de la eurozona, se han unido otros factores negativos: nuevas muestras de descoordinación en materia de política fiscal entre los países miembros, la inestabilidad política en Grecia y su posible abandono del plan de rescate, y la incertidumbre creciente sobre la eficacia de las últimas medidas anunciadas por el BCE. En conjunto, estos factores han propiciado la huída de los inversores hacia activos de máxima calidad como los treasuries norteamericanos y los Bunds alemanes, lo que ha provocado el descenso de sus yields. Por el contrario, la rentabilidad de la deuda soberana de la periferia europea se ha incrementado, con saltos más pronunciados en los casos de Portugal y de Grecia. Por su parte, los principales índices bursátiles han experimentado fuertes correcciones. El mayor castigo ha correspondido al sector bancario europeo, en la antesala de la publicación de las cuentas trimestrales y de las conclusiones de las pruebas de estrés y del AQR realizados por el BCE. En el plano de las materias primas, el petróleo Brent no ha permanecido inmune a las turbulencias y ha retrocedido con fuerza.

Compartir: