Compartir: 
Las bolsas cierran octubre mejor que como lo empezaron mientras el euro vuelve a caerLas bolsas cierran octubre mejor que como lo empezaron mientras el euro vuelve a caer

La Reserva Federal se ajusta al guión y el Banco de Japón imprime mayor laxitud monetaria. Como era de esperar, la Fed ha puesto fin al tercer programa de compra de activos (QE3). A partir de ahora, solo reinvertirá el principal de los bonos vencidos de su cartera. En materia de tipos de interés, la Fed reiteró su compromiso de mantenerlos en niveles reducidos "durante un tiempo considerable". Sin embargo, el comunicado emitido por la institución desprende un tono algo más hawkish, en especial respecto al mercado laboral. En esta ocasión, se afirma que la infrautilización de recursos "está disminuyendo gradualmente". Por otro lado, la institución volvió a hacer hincapié en que un mayor dinamismo de la economía estadounidense podría adelantar la primera subida del tipo oficial. En contraposición, el Banco de Japón intensifica su plan de estímulos: incrementará las compras anuales de activos desde los 60-70 billones de yenes actuales hasta los 80.

Las bolsas recuperan terreno sin abandonar la volatilidad elevada. Diversos elementos han contribuido a perfilar una semana agitada en los mercados, pero con un saldo final moderadamente positivo. Un factor importante han sido los anuncios de los bancos centrales: la interpretación dominante es que las condiciones monetarias globales seguirán siendo laxas. Otro gran foco de atención han sido los resultados de las pruebas de estrés a la banca europea: pocas sorpresas, pero suficientes como para provocar sacudidas en las cotizaciones de algunas entidades (en particular, las italianas). Brasil también ha sido protagonista: el banco central ha subido inesperadamente el tipo rector en 25 p. b. hasta el 11,25% tras la reelección de Dilma Rousseff como presidenta. La bolsa y la divisa brasileñas han reaccionado favorablemente. Por último, la presentación de resultados empresariales del 3T discurre con un tono global positivo.

Compartir: