Compartir: 
La recuperación europea continua, aunque lentamenteLa recuperación europea continua, aunque lentamente

La CE revisa a la baja el crecimiento de la eurozona en sus previsiones de otoño. Las causas que esgrime son la reevaluación de las dinámicas de la demanda doméstica, un poco menos vigorosa de lo esperado, y la materialización de los riesgos existentes durante la primera mitad del año (reducción del comercio mundial, conflictos en Ucrania y Oriente Próximo). La Comisión vaticina una lenta recuperación en 2015 apoyada por la demanda interna, y en particular por la inversión, dados el entorno de política monetaria acomodaticia, los bajos costes de financiación, la menor necesidad de desapalancamiento y una política fiscal neutral.

El crecimiento se mantiene estable en la eurozona en el inicio del 4T. Pocos cambios en los indicadores de actividad de octubre con respecto al mes anterior (por ejemplo, los PMI). Persisten las diferencias significativas entre países, en particular Alemania, en zona expansiva, y Francia, en zona contractiva, lo que requerirá de una respuesta política contundente coordinada a nivel europeo.

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) empieza a andar. El pasado 4 de noviembre, el BCE emprendió la tarea de supervisar la banca europea con la principal misión de unificar los criterios de vigilancia (definición de capital, modelos internos, etc.). El BCE supervisará directamente los 120 mayores bancos, que representan el 82% del total de los activos, mientras que el resto seguirá bajo las 18 autoridades de supervisión nacionales con la tutela del BCE.

Compartir: