Compartir: 
Las divergencias económicas y monetarias entre países se reflejan en los mercados financierosLas divergencias económicas y monetarias entre países se reflejan en los mercados financieros

Las bolsas de EE. UU. y Japón, la cara y la de la eurozona, la cruz. El SP500 ha marcado nuevos máximos históricos apoyado en la solidez de los resultados empresariales del 3T y en las buenas perspectivas económicas. En Japón ha sido la ampliación del programa de compras de activos del Banco de Japón lo que ha impulsado la bolsa. En la eurozona, en cambio, las dudas sobre la velocidad de la recuperación económica y sobre la efectividad de las medidas del BCE siguen limitando el avance de las bolsas, que han oscilado sin rumbo definido.

La caída del precio del petróleo Brent se acelera y ya se sitúa por debajo de los 80 dólares por barril. La sobreoferta y una demanda global contenida se presentan como las principales causas. La atención se centra en los próximos movimientos de la OPEP, que hasta ahora está siendo reacia a recortar la producción.

El Tesoro Público cumple objetivos tras emitir bonos a 10 años indexados a la inflación europea por valor de 1.390 millones de euros y a un tipo de interés del 0,86%. Con esta subasta, el Tesoro ha cubierto el 98% del total previsto para 2014. En paralelo, la agencia de calificación S&P ha ratificado el rating de la deuda española en BBB con perspectiva "estable".

Compartir: