Compartir: 
Los mercados, pendientes de los bancos centralesLos mercados, pendientes de los bancos centrales

El BCE abre más la puerta a nuevos estímulos. El Consejo de Gobierno de la entidad mantuvo sin cambios los tipos oficiales y los parámetros de la política no convencional, con el importante matiz de que el aumento de su balance en un billón de euros se cataloga como "intención" cuando hasta ahora se etiquetaba como "expectativa". Mario Draghi enfatizó que la mayoría del Consejo acepta tomar medidas de estímulo adicionales si es necesario. En este sentido, reconoció que la actividad económica y la inflación están siendo más débiles de lo esperado y deseado. De hecho, presentó las nuevas previsiones que maneja la entidad, caracterizadas por una considerable revisión a la baja. Pero argumentó que es conveniente esperar algo más de tiempo para valorar la efectividad de las medidas ya implementadas o en curso (TLTRO, compras de cédulas hipotecarias y ABS). Señaló que entre las medidas posibles se incluye la compra de deuda pública a gran escala, puntualizando que "no requeriría la unanimidad del Consejo" para su aprobación. La reacción inicial de los inversores fue negativa: caídas de las bolsas y del euro, posiblemente debido a la ausencia de concreciones. Sin embargo, fueron breves y las noticias procedentes de EE. UU. contribuyeron a su rápida recuperación.

Compartir: