Compartir: 
La recuperación sigue el guión previsto: lenta y desigualLa recuperación sigue el guión previsto: lenta y desigual

El PIB de la eurozona creció un 0,2% intertrimestral en el 3T apoyado en el consumo privado y las exportaciones, con crecimientos del 0,5% y del 0,8%, respectivamente. Sin embargo, el fuerte repunte de las importaciones (+1,2%) hizo que la contribución del sector exterior al crecimiento fuera negativa. Para el 4T no se esperan grandes cambios. Por ejemplo, en noviembre los índices de actividad PMI se mantuvieron estancados en niveles bajos pero compatibles con tasas de crecimiento ligeramente positivas.

El BCE actualiza sus previsiones para 2015 y 2016 y las sitúa cerca de las del consenso de analistas. Aunque la revisión ha sido importante y a la baja, el escenario sigue siendo de recuperación, con tasas de crecimiento intertimestrales que oscilarán entre el 0,2% y el 0,4% en los próximos dos años. Este escenario parece razonable, dado que la eurozona contará con una política fiscal menos restrictiva y una política monetaria acomodaticia (como factores de apoyo internos) y por la reducción del precio del petróleo, la depreciación del euro y el mayor crecimiento global (como factores de apoyo externos). Más llamativa ha sido la revisión que ha efectuado el Bundesbank de las previsiones de crecimiento para la economía alemana. Concretamente, espera un crecimiento del 1,0% en 2015, mientras que el consenso de analistas prevé un 1,4%.

Compartir: