Compartir: 
EE. UU. se erige como una fuente de crecimiento sólida y China sigue sin mostrar una desaceleración bruscaEE. UU. se erige como una fuente de crecimiento sólida y China sigue sin mostrar una desaceleración brusca

La economía estadounidense continúa exhibiendo una expansión robusta. Destacan las ventas minoristas que avanzaron un 5,1% interanual en noviembre, por encima de las previsiones del consenso y del 4,5% de octubre.

Los indicadores de actividad de China se mantienen en niveles elevados, aunque algunos se desaceleran. La producción industrial avanzó un 7,2% interanual en noviembre, por debajo del 7,7% de octubre. Con todo, una parte de este empeoramiento se debió al parón obligado de numerosas fábricas en el norte del país durante la cumbre del APEC. Mientras, las ventas minoristas sorprendieron en positivo, al crecer un 11,7% (11,5% en octubre). Prosigue la la tendencia bajista de la inflación (1,4% en noviembre), lo que permitiría nuevas medidas expansivas en caso de que fuera necesario.

El premier japonés Shinzo Abe logra la victoria en las elecciones anticipadas del domingo, lo que se traduce como un refrendo popular a sus políticas expansivas en un entorno marcado por la recesión: el PIB del 3T se revisó a la baja y la inflación sigue lejos del objetivo del 2%.

Turquía se desacelera en el 3T. La economía creció un 1,7% interanual en el 3T (2,2% en el 2T), por debajo de lo esperado, a causa de la debilidad de la demanda interna. La desaceleración de la actividad está favoreciendo la reducción del saldo por cuenta corriente (cerrará 2014 por debajo del -6% del PIB, frente al -8% de 2013), pero la inflación todavía es elevada (9,2% en noviembre).

Compartir: