Compartir: 
Las tensiones en Grecia y Rusia, el petróleo y la política monetaria: principales factores a seguir en los primeros meses de 2015.Las tensiones en Grecia y Rusia, el petróleo y la política monetaria: principales factores a seguir en los primeros meses de 2015.

La volatilidad en los mercados financieros se mantiene por encima de los niveles de 2014. Dos focos han centrado la atención de los inversores en las últimas semanas del año. Primero, las tensiones cambiarias en Rusia, provocadas por el débil escenario de su economía y el nuevo descenso del precio del Brent (por debajo de los 60 dólares por barril). En segundo lugar, la inestabilidad política en Grecia, con el anuncio de la celebración de elecciones anticipadas a finales de enero, que se ha traducido en nuevos descensos de la bolsa de Atenas y aumentos de la rentabilidad de la deuda soberana helena (la yield de los títulos a 3 años alcanza el 12%). No obstante, a diferencia de episodios anteriores, el contagio al resto de títulos de la periferia europea ha sido prácticamente nulo. Ello se debe, en buena medida, al inicio cada vez más probable de un programa de compra de títulos de deuda pública (quantitative easing) por parte del BCE en los primeros meses de este año. Así, en el caso español, la prima de riesgo soberana se ha reducido hasta los 100 puntos básicos, un nivel que no alcanzaba desde el año 2010. En este sentido, la divergencia entre las estrategias de política monetaria del BCE y la Fed prevista para los próximos trimestres siguen presionando a la baja la cotización del euro que se sitúa en niveles mínimos de los últimos cuatro años y medio (1,20 dólares por euro).

Compartir: