Compartir: 
La actividad económica sigue avanzando lentamente en un entorno de baja inflación

El precio del petróleo sitúa la inflación de la eurozona en cotas negativas. La inflación retrocedió cinco décimas en diciembre y se situó en terreno negativo por primera vez desde octubre de 2009 (-0,2%, concretamente). La bajada del componente energético (-6,3% interanual) explica el importante retroceso. En cambio, la inflación subyacente (sin energía y sin alimentos no elaborados) se mantiene por tercer mes consecutivo en el 0,7%. De cara a 2015, prevemos que la inflación retome la senda positiva a medida que se deshaga el efecto base sobre la energía.

Se estabiliza el índice de sentimiento económico (ESI) de la eurozona. Por tercer mes consecutivo, el ESI de diciembre se situó en los 100,7 puntos, muy cerca de su promedio histórico (100,0). Ello disipa el miedo a que la zona del euro caiga en recesión, aunque el avance siga siendo lento y desigual. La tímida recuperación también se observa en el mercado laboral: la tasa de paro se mantuvo en el 11,5% en noviembre, solo cuatro décimas por debajo del registro de hace un año.

Compartir: