Compartir: 
Mario Draghi cumple con el guión y anuncia el lanzamiento de un ambicioso programa expansivoMario Draghi cumple con el guión y anuncia el lanzamiento de un ambicioso programa expansivo

El BCE comprará deuda soberana a partir de marzo. El deterioro de la inflación y la discreta efectividad de las medidas adoptadas hasta la fecha han llevado al Consejo de Gobierno de la entidad a incrementar la compra de activos. Las compras ascenderán a un importe conjunto de 60.000 millones de euros mensuales (aproximadamente 1,1 billones de euros en términos acumulados) y están compuestas por títulos de deuda pública (emitidos por Gobiernos, agencias e instituciones europeas), cédulas y ABS. Entre los aspectos positivos, destaca la posible extensión del programa más allá de septiembre de 2016 si la inflación no da muestras de converger hacia el objetivo del 2%. En sentido opuesto, el riesgo crediticio asumido por los bancos centrales nacionales es elevado (80% de las nuevas compras). Con todo, el veredicto inicial de los mercados ha sido muy favorable: fuertes descensos de las yields soberanas de la región y alzas moderadas en las bolsas. En el mercado cambiario, el euro ha acentuado su depreciación frente al dólar (1,12 $) y la libra (0,75 £).

Syriza gana las elecciones en Grecia. Como apuntaban las encuestas, el partido antiausteridad se ha impuesto en los comicios, aunque se ha quedado a las puertas de alcanzar la mayoría absoluta. Aun así, es previsible que la moderación de la postura del partido facilite alcanzar acuerdos con las autoridades europeas en materia fiscal. La reacción de los mercados en la apertura no ha deparado grandes sobresaltos. Los futuros de las bolsas europeas abren con caídas leves y la yield de la deuda griega a 10 años repunta moderadamente hasta el 8,6%.

Compartir: