Compartir: 
La volatilidad repunta ante los acontecimientos políticos en EuropaLa volatilidad repunta ante los acontecimientos políticos en Europa

La Reserva Federal, en modo "espera". La primera reunión del año de la entidad apenas aportó pistas adicionales en materia de tipos de interés. Por un lado, la institución resaltó el "sólido" crecimiento de la economía estadounidense y destacó la robusta mejora del mercado laboral y del consumo de las familias. Por otro lado, constató que la inflación sigue alejándose de su objetivo de largo plazo. En paralelo, la institución incorporó los acontecimientos internacionales a su lista de consideraciones a tener en cuenta para modificar el actual escenario de tipos de interés muy bajos. En suma, la Fed ha optado por no precipitarse y permanecer paciente antes de endurecer su discurso. En este sentido, los inversores esperan que la Fed no se desvíe de esta pauta y sitúan la primera subida de tipos en noviembre.

Grecia y Rusia: dos focos que avivan las tensiones en los mercados europeos. En el primer caso, las trabas en las negociaciones entre el nuevo Gobierno heleno y la troika han generado notables repuntes en la rentabilidad de la deuda griega e intensos retrocesos en la bolsa de Atenas. Las dudas acerca de la solidez del sector bancario han intensificado estas tendencias. Con todo, el contagio al resto de mercados europeos ha sido moderado. Por lo que respecta a Rusia, varias circunstancias han reavivado las turbulencias: i) la posibilidad de nuevas sanciones internacionales; ii) la rebaja de su rating por parte de S&P, que lo coloca por debajo de grado de inversión; y iii) la depreciación del rublo (intensificada por la inesperada bajada del tipo de interés oficial del 17% al 15%). Este escenario ha generado nuevas tensiones en el sistema financiero del país.

Compartir: