Compartir: 
El mercado inmobiliario muestra signos de mejora, y la inflación subyacente se reanimaEl mercado inmobiliario muestra signos de mejora, y la inflación subyacente se reanima

2014, el año que el sector inmobiliario tocó fondo. Tras seis años de ajuste, las compraventas de viviendas aumentaron un 2,2% respecto al año anterior (319.000 viviendas frente a 312.000). Por el lado de la oferta, el sector de la construcción también mostró cierta mejoría, tanto en términos de ocupación como de inversión. Las perspectivas para 2015 son favorables: el repunte de los visados de obra nueva, por ejemplo, con un crecimiento del 5,6% interanual en noviembre (acumulado de 12 meses), apunta a que la recuperación de la actividad irá ganando tracción. En este contexto, es de esperar que los precios dejen de caer y cierren el año con una tasa de crecimiento ligeramente positiva.

La evolución del precio del petróleo no da tregua al IPC. La inflación se redujo en enero hasta el -1,3%, tres décimas por debajo de la cifra de diciembre. Esta contracción se atribuye a la caída del precio del petróleo, que fue del 16% respecto al mes anterior. Así, la inflación subyacente, que excluye el componente energético y el de alimentos no elaborados, aumentó dos décimas con relación al registro de diciembre, hasta el 0,2%. En los próximos meses, la inflación subyacente seguirá la senda ascendente gracias a la mejora de la demanda interna y a la depreciación del euro. El IPC general, muy condicionado por la evolución del precio del petróleo, se mantendrá en terreno negativo durante todo el primer semestre del año, como mínimo.

Compartir: