Compartir: 
El buen dato de crecimiento de la eurozona aleja el fantasma de la recaída, pero esconde una gran disparidad entre paísesEl buen dato de crecimiento de la eurozona aleja el fantasma de la recaída, pero esconde una gran disparidad entre países

El PIB de la eurozona creció un 0,3% intertrimestral en el 4T, una décima por encima del avance del 3T y de las previsiones del consenso de analistas. Ello sitúa el cómputo total del año en el 0,9%. Por países, destaca la tasa de crecimiento intertrimestral de España y Alemania (+0,7%), así como la de Portugal y los Países Bajos (+0,5%). Por su parte, Francia continua mostrando síntomas de debilidad (+0,1%), tanto por la evolución del consumo de los hogares como, sobre todo, de la inversión. Tampoco Italia consigue alejar, de momento, el fantasma de la recesión (+0,0%). En 2015, el ritmo de crecimiento se acelerará hasta el 1,3% en el conjunto de la eurozona, impulsado por la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro, el programa de compra de deuda pública (QE) del Banco Central Europeo y el plan Juncker de inversiones. De todas formas, se mantendrá la disparidad entre países, con España y Alemania en el grupo en cabeza, y Francia e Italia en el grupo a la cola.

Compartir: