Compartir: 
Los precios en EE. UU. reflejan la caída del petróleo y en Japón siguen sin mostrar la vitalidad esperadaLos precios en EE. UU. reflejan la caída del petróleo y en Japón siguen sin mostrar la vitalidad esperada

La inflación en EE. UU. se sitúa en terreno negativo por primera vez desde la crisis de 2008. El IPC de enero bajó nueve décimas, hasta el -0,1% interanual, ligeramente por debajo de nuestras previsiones y las del consenso. De nuevo, la fuerte bajada de los precios energéticos, que descendieron un 9,7% entre diciembre y enero, ha apoyado este brusco ajuste. Con todo, el IPC subyacente se mantuvo plano en el 1,6%. Sin duda, una cifra que mantendrá abierto el debate sobre la subida de los tipos.

Japón coquetea con la deflación. El IPC sin alimentos pero con energía (utilizado como referencia por el BOJ) subió en enero un 2,2% interanual y un 0,2% descontando el efecto del IVA (el IPC general subió un 2,4%, un 0,3% descontando el IVA), muy lejos del objetivo del 2,0% del BOJ. En la misma línea, el consumo de los hogares de enero cedió un 5,1% interanual en términos reales.

Compartir: