Compartir: 
EE. UU. sigue avanzando, aunque algo por debajo de lo esperado, y China continúa desacelerándoseEE. UU. sigue avanzando, aunque algo por debajo de lo esperado, y China continúa desacelerándose

En EE. UU., algunos indicadores de actividad se sitúan por debajo de lo previsto. Aunque la mayoría de ellos todavía reflejan avances significativos, otros se muestran algo más débiles. Así, las ventas minoristas en febrero avanzaron un moderado 1,7% interanual, muy por debajo del promedio del 4,0% de 2014. Si bien el mal tiempo puede explicar parte de la debilidad de febrero, la desaceleración de este indicador se inició ya en diciembre.

Los indicadores de actividad de China vuelven a alertar sobre los riesgos de un hard landing. En concreto, la producción industrial, una variable que indica la fortaleza del crecimiento del país, avanzó un 6,8% interanual en el agregado de enero y febrero, el peor dato de los últimos seis años. Asimismo, las ventas minoristas crecieron un 10,7%, por debajo de las expectativas del consenso y del 11,9% con que terminaba el año, y la inversión avanzó un 13,9%, 1,8 p. p. por debajo del registro de 2014. Todo ello, unido a la fuerte desaceleración de las importaciones, refleja la debilidad de la demanda interna. En este entorno, el Ejecutivo chino acentuará las medidas de apoyo económico.

La inflación en China sorprendió ligeramente al alza en febrero. El IPC de febrero avanzó un 1,4% interanual, 0,6 p. p. por encima del registro de enero. La aceleración se debió, en buena parte, al aumento del precio de los alimentos, que creció un 2,4% interanual durante las vacaciones del Año Nuevo lunar. Con todo, una inflación todavía a niveles moderados (lejos del objetivo del 3%) permitirá que el Gobierno siga con las políticas expansivas.

Compartir: