Compartir: 
También disponible:
Informe Mensual - Focus
Afiliación a la Seguridad Social: balance y perspectivas sectoriales

El pasado 2017 fue un año especialmente bueno en materia de afiliación a la Seguridad Social. El aumento del número de afiliados, de 611.000 (un aumento del 3,4% anual), fue notablemente superior al del año anterior (540.000 en 2016, +3,1%), y también fue mejor que el previsto por CaixaBank Research (la previsión que teníamos en enero de 2017 para el conjunto del año era de un aumento similar al de 2016). Estos buenos datos estuvieron en consonancia con la mejora progresiva de las previsiones de crecimiento del PIB que, a lo largo del año, también revisamos al alza, desde el 2,4% que teníamos en enero de 2017 al 3,1% finalmente observado.

Los buenos registros laborales fueron generalizados en la mayoría de sectores (véase el gráfico adjunto). El sector que registró un mayor crecimiento en términos absolutos fue el de servicios, que acumuló casi el 77% del crecimiento de la afiliación (470.000 afiliados, un crecimiento del 3,5%). El buen desempeño del sector servicios se explica, en gran parte, por el dinamismo de las actividades relacionadas con el turismo,1 que incrementaron los afiliados en casi 100.000 personas (4,1% interanual). Este aumento, si bien fue considerablemente superior al del conjunto de la economía, mostró ligeros signos de desaceleración en el 4T. Así bien, la afiliación en el resto de subsectores de servicios (no directamente ligados con el turismo) avanzó a un ritmo menor (3,4% interanual), pero tuvo un desempeño mejor que el previsto al inicio del año.

En positivo también destaca el sector de la construcción, que registró una fuerte aceleración y un notable aumento en el número de afiliados, del 7,4% interanual, el crecimiento más elevado desde el periodo precrisis. Como es sabido, este sector concentró gran parte de la destrucción de empleo durante la crisis y, por tanto, este elevado crecimiento se produjo desde unos niveles de afiliación relativamente bajos, tal como ilustra el hecho de que el peso de los afiliados en este sector, del 6,2%, se sitúa todavía muy lejos del 14,5% alcanzado en 2007.

La evolución del sector industrial también fue favorable en 2017, con un crecimiento de la afiliación del 3,3%, unos resultados ligeramente mejores que los previstos. En este sector, el número de personas afiliadas sigue siendo muy inferior al que podía observarse antes de la crisis económica, un hecho que es común en la mayoría de economías avanzadas y que refleja, en parte, el aumento especialmente elevado de la productividad de este sector gracias al impacto de las nuevas tecnologías.2

De cara a 2018, CaixaBank Research prevé que el número de afiliados a la Seguridad Social aumente en alrededor de 425.000 personas, un 2,3% anual, un avance robusto y que seguirá apoyando la reducción de la tasa de paro.3 El desglose de la afiliación por sectores se espera que sea similar al de 2017, pero con algunos matices. El sector servicios, que mantiene un crecimiento estable desde 2015, ha sobrepasado ya el número de afiliados que registró en 2007, por lo que es razonable pensar que, a pesar de que seguirá creciendo de forma notable, el ritmo de avance sea ligeramente inferior al de 2017 (333.000 personas, 2,4% anual). Por lo que se refiere a la construcción, se espera que la afiliación en este sector siga siendo muy dinámica en 2018 (50.000 personas, 4,4% anual), puesto que la actividad en el sector poco a poco va despertando de la mano de una demanda de vivienda y de unos precios que consolidan su tendencia alcista. Finalmente, se espera que la afiliación en el sector industrial siga creciendo, pero de forma algo más moderada, siguiendo la tendencia de los últimos años (46.000 personas, 2,1%). Los datos de afiliación a la Seguridad Social de los dos primeros meses de 2018, ya publicados, reafirman las buenas perspectivas para el conjunto del año.

1. Se consideran actividades relacionadas con el turismo: transporte terrestre y por tubería; transporte marítimo y por vías navegables; transporte aéreo; servicios de alojamiento; servicios de comidas y bebidas; actividades de alquiler; actividades de agencias de viajes u operadores turísticos; actividades de creación, artísticas y de espectáculo; actividades de biblioteca, archivos, museos o culturales, y actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento. Nótese que se incluye la totalidad del sector, a diferencia de la cuenta satélite del turismo que determina qué empleos son directamente atribuibles al turismo.

2. Véanse los artículos del Dossier «Industria 4.0» del IM11/2016.

3. Previsiones realizadas mediante modelos ARIMA.

Compartir: