Compartir: 
Balance muy positivo de los primeros meses del añoBalance muy positivo de los primeros meses del añoBalance muy positivo de los primeros meses del año

La demanda interna impulsa la recuperación de la economía española en el 1T. El ritmo de crecimiento se aceleró hasta el 0,9% intertrimestral en el 1T, dos décimas más que en el 4T 2014 (2,7% interanual). La demanda interna siguió contribuyendo de forma decisiva al avance, pero la composición es algo distinta a la del trimestre anterior: el consumo privado pierde fuerza, mientras que el consumo público crece de forma notable tras el importante ajuste del 4T 2014. Por su parte, la demanda externa reduce su aportación negativa en términos interanuales al crecimiento interanual del PIB (-0,3 p. p. frente a -0,7 p. p. en el 4T 2014), como resultado de la buena evolución de las exportaciones y de un crecimiento de las importaciones menor de lo esperado.

La caída del IPC se suaviza por cuarto mes consecutivo. La inflación avanzó cuatro décimas hasta el -0,2% en mayo (-0,6% en abril), impulsada sobre todo por el aumento del precio de los carburantes y de los alimentos. Esperamos que los precios vayan recuperando terreno en los próximos meses, empujados por el incremento del precio del petróleo y el paulatino avance de la inflación subyacente, que se verá apoyada por el brío de la demanda interna y por la depreciación del euro.

La ejecución prespuestaria del Estado se sitúa en el -1,1% en abril, tres décimas por debajo del registro del mismo periodo de 2014. El leve avance se sustenta más en la vigorosa recuperación que en un aumento de los esfuerzos de consolidación fiscal. En este sentido, el cumplimiento del objetivo de déficit para el conjunto de 2015 no está asegurado.

Sigue la mejora del saldo por cuenta corriente. En marzo, según la estimación preliminar del BdE, el saldo por cuenta corriente registró un superávit de 10.654 millones de euros (en términos acumulados de 12 meses). Ello supone una mejora de algo más de 2.000 millones con respecto al superávit alcanzado a finales de 2014. El avance se ha debido a la ampliación del superávit de bienes y de servicios, gracias al mayor empuje de las exportaciones y a la ralentización de las importaciones por la caída del precio del petróleo.

Compartir: