Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Buenos datos de mercado laboralBuenos datos de mercado laboralBuenos datos de mercado laboralBuenos datos de mercado laboral

Buenos datos de mercado laboral. En concreto, la tasa de paro en la eurozona se emplazó en octubre en el 8,1%, el mismo dato que en septiembre y 7 décimas por debajo del dato de octubre de 2017. Este registro (el menor en la eurozona desde noviembre de 2008) refuerza la buena salud del mercado laboral europeo. Por su parte, el índice de sentimiento económico (ESI) se mantuvo en cotas elevadas en noviembre (109,5 puntos), una evolución estable respecto al mes anterior.

La inflación en la eurozona se moderó en noviembre, hasta el 2,0% interanual, 2 décimas por debajo del registro del mes anterior. Ello se debió, en parte, a la moderación en el avance interanual del componente energético (que creció un 9,1% interanual, 1,6 p. p. por debajo del registro de octubre). En este sentido, la inflación subyacente se mantuvo estable en el 1,2% interanual. Por países, la inflación general (no armonizada) en Portugal descendió 1 décima hasta el 0,9% interanual, mientras que en España cayó 6 décimas hasta el 1,7% interanual. En el caso de España, y a falta de conocer el detalle por componentes, el descenso observado también parece ser consecuencia de los menores precios de la energía registrados durante el mes de noviembre.

Economía portuguesa

Leve desaceleración del PIB ante la ralentización de la demanda interna. En concreto, el PIB creció un 2,1% interanual en el 3T, frente al 2,4% en el 2T (0,3% en términos intertrimestrales, frente al 0,6% del 2T). Esta desaceleración se debió, en gran medida, a la ralentización de la demanda interna, que pasó de contribuir 2,7 p. p. en el 2T a 2,4 p. p. en el 3T. Más concretamente, destacó la desaceleración del consumo privado (principalmente en gastos de bienes duraderos), puesto que la inversión aceleró su avance (4,5% interanual, frente al 4,1% del 2T). Por otro lado, la demanda externa siguió restando al crecimiento, pero menos que en el trimestre anterior (–0,3 p. p. frente a los –0,4 p. p. anteriores).

La confianza de los consumidores se reduce, pero se mantiene en niveles considerables. Así, el indicador de confianza disminuyó en noviembre hasta los –1,8 puntos, pero se mantuvo en niveles significativamente por encima del promedio histórico (–22,3 puntos). En la misma línea, el indicador de clima económico se redujo en noviembre, ante el deterioro del indicador en el sector manufacturero y de servicios, puesto que en el sector de la construcción dicho indicador mejoró.

Las cuentas públicas siguen mejorando en consonancia con la buena marcha de la actividad económica. En concreto, el saldo presupuestario fue de 259 millones de euros en el acumulado de enero a octubre, lo que equivale a un +0,2% del PIB (–1,1% del PIB en octubre de 2017). Esta mejora se explica por el considerable aumento de los ingresos (5,4% interanual), muy superior al incremento de los gastos (2,1% interanual). En los ingresos, destacó la recaudación impositiva y por cotizaciones sociales.

Compartir: