Compartir: 
China se estabiliza y el avance de Turquía se ralentizaChina se estabiliza y el avance de Turquía se ralentiza

Los indicadores de actividad de China se estabilizan en mayo, después de la debilidad de abril. Así, aunque las exportaciones volvieron a retroceder (-4,1% interanual), las importaciones registraron una ligera caída (del -0,4%) después de meses de fuertes descensos (-13% en promedio), lo que indica una estabilización de la demanda interna. Asimismo, la producción industrial avanzó un 6,0% interanual, en consonancia con el mes anterior, y las ventas minoristas crecieron un 10,0% interanual, sin mostrar ni una clara mejora ni un evidente deterioro con respecto al 10,7% de 2015. Por su parte, la inflación sorprendió a la baja y se situó en el 2,0% (2,3% en abril), aplacada por el componente alimentación.

La economía turca empieza a ralentizarse. En el 1T 2016, el PIB de Turquía creció un 4,8% interanual (0,8% intertrimestral), frente al 5,7% interanual anterior. La ralentización registrada no fue mayor porque la demanda interna y, en particular, el consumo público (que avanzó un 10,9% interanual) aceleraron el ritmo. Por el contrario, la aportación de la demanda externa al crecimiento del PIB fue negativa. La senda de desaceleración económica se extenderá a los próximos trimestres, ya que persisten desequilibrios macroeconómicos importantes (en especial, el déficit corriente) y los focos de incertidumbre política interna y externa se mantienen.

Compartir: