Compartir: 

El paro es probablemente el fenómeno más inquietante de nuestra época.Afecta a todas las categorías sociales. Hay 35 millones de personas en paro en los países de la OCDE. Tal vez otros 15 millones han renunciado a buscar trabajo o han aceptado contra su voluntad un puesto de trabajo a tiempo parcial. En determinados países de la OCDE, casi una tercera parte de los jóvenes están sin trabajo, y ni siquiera estas cifras son capaces de medir por sí solas todo el coste humano que representa el paro.

Las causas del paro son numerosas. Su componente "coyuntural" se eliminará con el crecimiento económico a medida que la recuperación se consolide. Pero una parte del paro es estructural, debida al desfase creciente entre la necesidad de adaptarse a la evolución, y la capacidad, e incluso la voluntad de cambio de la economía y de la sociedad. La solución pasa por un examen y una revisión en profundidad de todas las políticas de adaptación y de innovación frente al cambio tecnológico y a la intensificación de la competencia mundial.

La mayor parte de la población activa podrá adaptarse con bastante facilidad, pero algunas personas necesitarán un apoyo particular; incluso una minoría se mostrará incapaz de adaptarse. Habrá que prestar ayuda a estas personas sacando provecho de las ventajas considerables que traerá consigo un cambio rápido, de tal manera que puedan beneficiarse del aumento de prosperidad en la sociedad.

Esta publicación de la OCDE, primera de una serie, ofrece una visión clara y concisa de esta cuestión crítica. Sacando provecho de las competencias de numerosos departamentos de la OCDE, expone los hechos que caracterizan el paro hoy día, analiza los factores fundamentales que lo han provocado y aquellos que podrían hacer progresar las economías de la OCDE hacia el pleno empleo. Propone por último una selección de medidas capaces de ayudar a crear puestos de trabajo y de preparar a cada uno a ocuparlos.

Compartir: