Compartir: 
También disponible:
Colección Estudios Económicos

El Tratado de la Unión Europea aprobado por el Consejo Europeo a finales de 1991 fijó el objetivo de alcanzar una moneda única antes de fin de siglo, en un ambiente de euforia generado por la favorable coyuntura económica y por el firme avance conseguido con el mercado único. Pero el entusiasmo inicial pronto se trocó en temor, cuando no pánico, cuando en 1992 los mercados financieros pusieron a prueba la estabilidad del Sistema Monetario Europeo, punto de partida de la Unión Económica y Monetaria (UEM), y prácticamente consiguieron desmantelarlo. Las dudas sobre el realismo de un proyecto sin precedentes históricos comparables se desataron, y se llegó a dudar seriamente de las perspectivas de éxito del mismo.

Sin embargo, desde el momento en que el Consejo Europeo celebrado en Madrid en diciembre de 1995 confirmó la fecha del 1 de enero de 1999 como inicio de la tercera etapa de la UEM, el proyecto ha tomado nuevos bríos y cada vez es mayor la certeza de que se cumplirá el calendario previsto. El paso a la moneda única significa consolidar el proceso de integración europea y asentar definitivamente el mercado interior como un área económica abierta, eficiente y estable.

Nos hallamos por tanto ante un reto considerable para las economías europeas que la colección «Estudios e Informes» no podía desatender. Este séptimo volumen realiza un recorrido histórico por los hitos principales de la unificación monetaria, desde la reconstrucción europea a la constitución de la CEE, el Sistema Monetario Europeo, el Informe Delors y el Tratado de Maastricht. En la última parte se intenta dar respuesta a las preguntas que más a menudo despierta la UEM, tratando de recopilar, ordenar y hacer comprensible la información de la que se dispone hasta mediados de 1997.

Compartir: