Compartir: 

La peseta se convirtió en unidad monetaria nacional en 1868, de ma­nera que su historia ha coincidido con el período más reciente de la historia económica y política de España. El advenimiento del euro a partir de 1999 supone el fin de este recorrido y ofrece una excelente oportunidad para recordar y explicar las distintas vicisitudes de la vida del hasta ahora signo monetario español.

Este volumen se compone de once capítulos más un apéndice de hechos y protagonistas y otro gráfico. En el primer capítulo, José Luis García Delgado examina la economía española entre 1850 y la actualidad, como marco en el que se ha desenvuelto la peseta. A continuación, Juan Carlos Jiménez traza una panorámica del nacimiento de la moneda española, recreando los años previos, los planes, el momento y los primeros avatares. En este punto comienza la historia de la peseta propiamente dicha, de la mano de Marcela Sabaté, que la prolonga hasta el fin de la Gran Guerra. La larga etapa de confusión y crisis que siguió, y que desembocó en la Guerra Civil, es recreada por Pablo Martín Aceña. Juan Velarde relata las dos pesetas y las dos Es­pañas creadas por la contienda fratricida. José María Serrano Sanz narra la prolongada crisis de la posguerra, cuando la peseta y la economía española quedaron aisladas del exterior. El Plan de Estabilización de 1959 y la integración de la moneda española en el sistema mo­netario internacional son descritos por José Aixalá. José María Serrano retoma la historia en la crisis de los setenta, que puso fin a una larga etapa de expansión y coincidió con la transición política y la descomposición del sistema monetario internacional. La integración en el Sistema Monetario Europeo y el período posterior los describe María Dolores Gadea. Los dos capítulos finales apuntan pronósticos: sobre el devenir de la economía española sin el instrumento del tipo de cambio, por Antonio Martínez Serrano y Vicente Pa­llardó, y sobre el futuro del euro, por Eugenio Domingo Solans.

Compartir: