Compartir: 

La extranjerización de los sistemas bancarios de América Latina es uno de los fenómenos más singulares de la historia bancaria de la última década. Es ampliamente conocido el papel primordial que la banca española ha jugado en este proceso, existiendo además abundante bibliografía sobre las razones que la han empujado a emprender esta expansión internacional y el alcance de la misma. Sin embargo, son mucho menos conocidas las características estructurales de los sistemas bancarios latinoamericanos, su evolución reciente y, en especial, el encaje entre las importantes reformas estructurales que han experimentado estos sectores en la última década con los intereses de grandes grupos bancarios internacionales.

El objetivo de este estudio es llenar este hueco mediante el análisis de cuatro de los sistemas bancarios más representativos de la región latinoamericana: Brasil, México, Argentina y Chile. En sucesivos capítulos, se abordan las características estructurales básicas de cada uno de los mencionados sectores bancarios y su historia más reciente, en la medida en que ésta ayuda a comprender su realidad actual. Asimismo, se apuntan los principales desafíos pendientes para la banca de cada uno de los países tratados. Un último capítulo integra, a modo de conclusiones, todos estos elementos desde una óptica más global, con el fin de determinar las causas y los efectos más significativos de una reforma que ha transformado el panorama bancario de todo un continente.

Compartir: