Compartir: 
EE. UU. desacelera por la caída de la inversiónEE. UU. desacelera por la caída de la inversión

La economía de EE. UU. creció un 2,4% en 2015, ligeramente por debajo de lo que se preveía hace unos meses. Según esta primera estimación del Bureau of Economic Analysis, el PIB estadounidense creció un modesto 0,2% intertrimestral en el 4T 2015 (1,8% interanual), frente al ya comedido 0,5% del 3T, un avance lastrado por la desaceleración del consumo privado y, especialmente, por el retroceso de la inversión no residencial (-0,5%). La construcción mantuvo el sólido avance del 3T, la contribución del consumo público fue nula y las existencias y el sector exterior tuvieron una leve contribución negativa. En 2016, el consumo privado encontrará apoyo en la recuperación del mercado laboral, la construcción seguirá tirando con fuerza y el incremento del consumo público compensará parte del repliegue inversor.

La inflación en Japón sigue cercana al cero. El IPC sin alimentos pero con energía (referencia del BOJ) repitió una subida del 0,1% interanual en diciembre. La menor contribución negativa de los precios energéticos se compensó con un IPC subyacente que aumentó un 0,8%, una décima menos que en noviembre. La debilidad del consumo privado y el descenso de los precios de Tokio en enero apuntan a la persistencia de la baja inflación y abren la posibilidad de que el BOJ intensifique su ritmo de expansión monetaria (abril).

México crece un 2,5% en 2015. Según el dato preliminar, el PIB creció un 2,5% interanual en el 4T, e idéntica cifra arroja el cómputo anual (compárese con el 2,2% de 2014). Son registros positivos dado el contexto de descenso del petróleo.

Compartir: