Compartir: 
EE. UU. sigue avanzando mientras que en China prosigue una gradual desaceleración del ritmo de crecimientoEE. UU. sigue avanzando mientras que en China prosigue una gradual desaceleración del ritmo de crecimiento

En EE. UU., los indicadores de actividad muestran un buen ritmo de crecimiento en el 2T. El índice de confianza empresarial para las pequeñas empresas (NFIB) subió significativamente (1,4 puntos) hasta los 98,6 puntos, y se sitúa rozando los niveles típicos de precrisis (100,6). Las ventas minoristas también avanzaron un robusto 2,7% interanual (1,5% en abril).

Los indicadores de actividad de China siguen dibujando una ralentización controlada de la economía. Fueron positivas la producción industrial, que avanzó un 6,1% interanual, frente al 5,9% de abril, y las ventas minoristas, que crecieron un 10,1%, levemente por encima del 10,0% del mes anterior. Por el contrario, las importaciones cayeron un 17,6%, lo que refleja la debilidad de la demanda interna, y las exportaciones volvieron a retroceder por tercer mes consecutivo (2,5%). En la misma línea, la inflación se moderó hasta el 1,2%, significativamente por debajo del 1,5% de abril y por debajo de nuestras previsiones.

Incertidumbre política en Turquía. Los resultados de las elecciones legislativas del 7 de junio sorprendieron: el Partido Islamista, liderado por Erdogan, aunque venció no obtuvo la mayoría absoluta. Este resultado evitará que prospere la reforma constitucional propuesta (que hubiese orientado a Turquía hacia un presidencialismo fuerte), pero también complica la gobernabilidad del país. Ante la incertidumbre, la bolsa y la lira abrieron la semana con fuertes pérdidas. No obstante, tras la sorpresa inicial, los mercados financieros se recuperaron. A este cambio también contribuyó el buen dato del PIB del 1T 2015, cuyo crecimiento (2,3% interanual) fue superior a lo esperado.

Compartir: