Compartir: 
EE. UU. sigue avanzando y China ralentizandoEE. UU. sigue avanzando y China ralentizando

En EE. UU., los indicadores de actividad continúan mostrando expansión. Así, el índice de confianza empresarial para las pequeñas empresas (NFIB) subió ligeramente en agosto hasta el considerable nivel de 95,9 puntos. Por su parte, la encuesta JOLT, que contabiliza las ofertas de trabajo, volvió a registrar un máximo histórico, con 5,8 millones de ofertas en julio.

Los indicadores de actividad de China vuelven a mostrarse más débiles de lo esperado, lo que ha impulsado al Ejecutivo a tomar nuevas medidas de apoyo a la economía (mayor gasto en infraestructuras y reducción impositiva para las pymes, entre otras). Las exportaciones nominales volvieron a retroceder en términos interanuales en agosto, lo que situó su avance en un contenido 2,7% interanual, en el acumulado de los últimos 12 meses. En la misma línea, las importaciones siguieron cayendo, afectadas por una demanda moderada y por la caída de los precios energéticos. Por su parte, las ventas minoristas crecieron un 10,8%, lo que indica una discreta demanda, y la producción industrial avanzó un 6,1%, por encima del 6,0% de julio, pero todavía muy por debajo de los valores con los que terminaba 2014 (9,9%).

Notable ritmo de crecimiento en Turquía. El PIB avanzó en el 2T un 3,8% interanual, considerablemente por encima de lo previsto y del dato del trimestre anterior (2,5%). La fortaleza de la demanda interna, en particular la aceleración de la inversión y del consumo público, es el factor central que explica este mayor ritmo de la actividad. Con todo, las perspectivas económicas son más contenidas, toda vez que durante el 3T el país está experimentando un aumento de los riesgos políticos internos (incertidumbre electoral y conflictividad política) y un recrudecimiento de la crisis cambiaria.

Compartir: