Compartir: 
El BCE contiene el temporal de China y del petróleoEl BCE contiene el temporal de China y del petróleo

El precio del petróleo y la incertidumbre sobre China volvieron a marcar el ritmo de los mercados internacionales. La incorporación de las exportaciones de Irán al mercado intensificó la senda bajista del crudo, tendencia que se revirtió en el tramo final de la semana. En China, la buena acogida inicial de los datos macroeconómicos dio paso a dudas sobre la magnitud de su desaceleración, que terminaron por lastrar el ánimo inversor. Con todo, las inyecciones de liquidez por parte del banco central chino lograron contener la inestabilidad en los mercados financieros domésticos.

Los mensajes acomodaticios del BCE consiguieron revertir la dinámica bajista de los activos de riesgo, agravada por las dudas sobre la solidez de los activos de la banca italiana. Draghi mostró un tono más acomodaticio de lo esperado al anunciar una probable revisión de los estímulos monetarios en marzo. El buen inicio de la campaña de resultados empresariales (sectores financiero y tecnológico en EE. UU.) también contribuyó al impulso de las bolsas al final de la semana. 

Compartir: