Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
El BCE modera las previsiones de crecimiento de la eurozona, aunque se mantiene positivoEl BCE modera las previsiones de crecimiento de la eurozona, aunque se mantiene positivoEl BCE modera las previsiones de crecimiento de la eurozona, aunque se mantiene positivoEl BCE modera las previsiones de crecimiento de la eurozona, aunque se mantiene positivo

El BCE modera las previsiones de crecimiento de la eurozona, aunque se mantiene positivo. La institución revisó ligeramente a la baja las previsiones de crecimiento de la eurozona en 1 décima, hasta el 2,0% para 2018 y el 1,8% para 2019. Una revisión que fue consecuencia de la ralentización del crecimiento de la eurozona durante el primer semestre del año, fruto del menor dinamismo de la demanda exterior. A pesar de ello, el BCE se mantiene positivo y prevé que la expansión de la eurozona continúe a un ritmo ligeramente por encima del potencial de crecimiento de la región, apoyada en la robustez de la demanda interna. Con todo, los datos más recientes de producción industrial y ventas minoristas introducen ciertas dudas sobre este escenario. Por otra parte, el BCE mantuvo las previsiones de inflación para 2018 y 2019 en el 1,7%.

Los salarios de la eurozona siguen recuperándose y el empleo crece a buen ritmo. Los costes salariales por hora en el conjunto de la eurozona crecieron un 1,9% interanual en el 2T 2018, 1 décima por encima del registro del trimestre anterior. Por países, destacó el crecimiento de los costes salariales en Alemania (2,0% interanual) e Italia (3,1%), mientras que en España y Portugal los salarios registraron avances más débiles (del 0,6% y el 1,2%, respectivamente). Por su parte, la creación de empleo se mantuvo dinámica en el 2T, con un crecimiento interanual del 1,5%. En este contexto, la robustez del mercado laboral afianza las buenas perspectivas del consumo privado de la eurozona para los próximos trimestres.

Economía portuguesa

Deterioro de la balanza comercial. En concreto, de enero a julio, el déficit acumulado de la balanza comercial de bienes se incrementó en 862 millones de euros respecto al mismo periodo de 2017 (10,9% interanual). Ello sitúa el déficit en el 7,5% del PIB. Aunque las exportaciones alcanzaron un nuevo valor récord y aumentaron un 7,7% interanual en el periodo considerado, las importaciones crecieron un sólido 8,4%. En cuanto a las exportaciones, destacó la venta de automóviles, que aumentó un 40%. En el plano de las importaciones, se mantuvo la dinámica de aumento de las clases de bienes industriales, equipos de transporte y combustibles, favorecida por el crecimiento de la actividad económica.

La nueva concesión de crédito al sector privado continúa recuperándose en la segunda mitad del año. Así, las nuevas operaciones de crédito a la vivienda siguieron creciendo de forma robusta, con un aumento del 27,2% interanual hasta julio (acumulado en el año). En el mismo periodo, el crédito al consumo creció un 15,4% interanual, y la concesión de crédito a empresas aumentó el 10,5% (el 3,1% para las pymes y el 21,6% para las grandes empresas).

Sigue el dinamismo en el mercado inmobiliario. Así, en el 2T 2018 se otorgaron 5.600 visados de obra, lo que representa un aumento del 19,1% interanual. De abril a junio también se finalizaron 3.600 viviendas, con un registro de crecimiento del 17,9% con respecto al mismo periodo del año pasado. Esta evolución podría dar un respiro a la presión al alza de los precios inmobiliarios.

Compartir: