Compartir: 
El BCE permanece en modo espera… El BCE permanece en modo espera…

…y aplaza a diciembre la decisión sobre el programa de expansión monetaria (QE). El Consejo de Gobierno (CG) decidió mantener los parámetros de política monetaria dejando sin cambios el tipo refi (0,0%), la tasa de la facilidad marginal de crédito (0,25%) y la remuneración de la facilidad de depósito (–0,4%). En cualquier caso, la atención de los inversores se centraba en el programa de compra de deuda, respecto al cual Draghi declaró que el CG no había debatido una eventual ampliación, pero que seguía evaluando las opciones que asegurasen una implementación apropiada hasta marzo de 2017, o más allá si fuera necesario. Los mercados interpretaron esto como una posible prórroga del programa y las bolsas europeas cerraron al alza lideradas por el sector financiero.

A pesar de las subidas recientes, los mercados siguen pendientes de los principales riesgos a corto plazo, como reflejan las mayores tenencias de efectivo de los fondos de inversión y el menor peso de la renta variable en las carteras de los inversores institucionales. La sensibilidad de mercado a los riesgos políticos continúa adquiriendo envergadura ante la cercanía de algunos eventos (elecciones en EE. UU., referéndum en Italia, brexit). Asimismo, se mantiene en el radar la evolución del mercado de bonos, con valoraciones históricamente altas. Esta semana la nota positiva la han aportado los resultados empresariales, con el sector financiero como principal protagonista, y la revisión al alza de las estimaciones de beneficios en emergentes.

La agencia de calificación crediticia DBRS mantiene el ráting de Portugal en “grado de inversión”, lo que permitirá que el país se siga beneficiando del acceso al programa de compra de bonos del BCE.

Compartir: