Compartir: 
El BCE reduce el estímulo monetario para 2018El BCE reduce el estímulo monetario para 2018

El BCE reduce el estímulo monetario para 2018. Tal y como se esperaba, el Consejo de Gobierno del banco central anunció su intención de reducir el volumen del programa de compra de activos (QE). En concreto, a partir de enero y hasta septiembre del año que viene, el BCE rebajará las adquisiciones mensuales de 60.000 a 30.000 millones de euros. La mejora continua del escenario macroeconómico de los últimos trimestres, junto con una mayor confianza en la recuperación de la inflación a medio plazo, justificó esta decisión. Con todo, el BCE dejó claro que permanece comprometido a mantener unas condiciones financieras acomodaticias. En este sentido, Draghi reiteró el compromiso de la institución de mantener los tipos de interés en los niveles actuales e indicó que la reinversión de los vencimientos de los activos del balance del BCE se mantendrá durante un largo periodo de tiempo.

La victoria de Shinzō Abe en las elecciones anticipadas impulsa la bolsa japonesa. El actual primer ministro japonés salió reforzado de las elecciones anticipadas que tuvieron lugar el 22 de octubre pasado. Como consecuencia, la bolsa nipona repuntó con fuerza y alcanzó niveles que no se habían visto desde mediados de los años noventa. Aunque este repunte se moderó ligeramente en los días siguientes, el índice Nikkei volvió a despuntar y terminó la semana por encima de los 22.000 puntos, lo que supone un aumento del 2,6% en el cómputo semanal. Los buenos resultados empresariales que se conocieron durante la semana también alentaron tales subidas.

La campaña de resultados del tercer trimestre comienza con buen pie en EE. UU. y en Europa. En particular, en EE. UU., más de la mitad de las empresas del S&P 500 ya han reportado resultados y, en conjunto, los beneficios aumentaron un 7,7% interanual en el 3T 2017. En Europa, el aumento es superior al 9% para las compañías del índice Eurostoxx 600. Aunque cabe mencionar que en la región europea el porcentaje de empresas que han presentado resultados es menor que en el caso americano.

Compartir: